TAL y DocMontevideo rindieron homenaje al maestro Orlando Senna con una masterclass

24.08.2020

Emblema audiovisual de América Latina

Orlando Senna, emblema audiovisual de América Latina y Presidente histórico de nuestra red, protagonizó el viernes 31 de julio una masterclass-homenaje a su prolífica trayectoria artística y creativa, y a sus ochenta años. Organizada por TAL y DocMontevideo como epílogo del Seminario Documental online del evento este año, la charla con el cineasta, escritor y periodista brasileño -transmitida a través de Facebook Live- ofreció una interesante inmersión en su vida y obra, donde destacan más de 30 películas de ficción y documental, su pensamiento como uno de los teóricos de referencia del cine no solo en Brasil sino en toda América Latina, y una labor como gestor fundamental de proyectos de integración para la política audiovisual de la región, dentro de los que destaca su liderazgo al frente de TAL durante siete años.

Entre anécdotas y reflexiones Senna, narró los hitos más significativos de su historia de vida, una historia épica que abarca prácticamente todos los movimientos culturales brasileños de más de cinco décadas. La impronta de nacer en San Salvador de Bahía, de crecer en medio de una fuerte tradición religiosa de constantes mezclas y procesos de transculturación entre el candomblé y el catolicismo, y de estudiar actuación y dirección teatral en la Universidad Federal bahiana, conformaron desde fecha temprana su manera de ser y de pensar, su cosmovisión del mundo.

De ahí la recurrente presencia en sus primeras películas de esta ciudad con vocación creativa y sincrética. La agudeza intelectual que desde entonces ya evidenciaba en sus obras, es sintomática de un profundo compromiso con su tiempo y de un humanismo sin límites que, desde el arte, buscaba contribuir al reconocimiento y las posibilidades de expresión “del otro”.

Entre 1974 y 1978, realizó una trilogía de filmes que muestran aspectos esenciales de Brasil, desconocidos por muchos. Ahí está su clásico Iracema, una transa amazónica (1974), largometraje de ficción antológico del cine brasilero, en codirección con Jorge Bodanzky; seguido de Gitirana (1975), codirigida también con Bodanzky y dos años después, Diamante bruto (1977), una historia de amor sobre la fecunda ciudad donde nació.

Durante toda su trayectoria, Senna supo alternar la labor como cineasta, con la de periodista y director teatral, sosteniendo una notable capacidad de creación en estos tres ámbitos. Escribió alrededor de 30 textos dramáticos para las tablas, fue productor de espectáculos y conciertos de importantes cantantes brasileños y participó en la gestación de una nueva modalidad de teatro que luego se convirtió en todo un movimiento de ruptura. El Tropicalismo sacudió la atmósfera de la música popular como un alarido cultural en medio de la oscuridad política que atravesaba Brasil a finales de los sesenta.

Los años que vivió en Cuba constituyeron, en palabras del propio Senna, “la etapa más feliz y creativa”. Allí codirigió junto a Santiago Álvarez, padre de la documentalística cubana, el largometraje Brascuba (1987), acerca de los nexos culturales entre Brasil y Cuba. Luego fue director general de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (1991-1994). Durante su gestión, la escuela recibió el premio Rossellini del Festival de Cannes, por encarnar con su obra “el espíritu de progreso, generosidad y humanismo”. En estos años también comienza a ser miembro del Consejo Superior de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano radicada en la isla.

De vuelta a la escena brasileña, dirigió el Centro de Dramaturgia del Instituto Dragón del Mar, y entre 2003 y 2007, fue protagonista de una gestión sin precedentes al frente de la Secretaría Nacional de Audiovisual en Brasil. Sus aportes más relevantes al universo televisivo, cuyos vínculos también fomentó a lo largo de los años, se concentraron en la creación y promoción del programa Doc TV y en la integración de los canales públicos, educativos y culturales de América Latina.

La figura de Orlando Senna resume, por tanto, el espíritu del intelectual irreductible y un paradigma del y para el audiovisual bahiano, brasileño y latinoamericano.

Lea Pintado, La Habana

Master class homenaje a Orlando Senna

Master Class Homenaje a nuestro gran maestro Orlando Senna Emblema audiovisual de América Latina. #EnVivo por TAL - Televisión América Latina y DocMontevideo

Publicado por TAL - Televisión América Latina en Viernes, 31 de julio de 2020