Colsecor cumple 25 años

19.05.2020

Por Silvina Hermosa (Argentina)

En el marco de los 25 años de Colsecor, entrevistamos a Alberto Calvo, que nos cuenta el surgimiento y crecimiento de este espacio de la red de cooperativas de la provincia de Córdoba, Argentina

Hace 25 años, se reunían 13 cooperativas de servicios públicos en la provincia de Córdoba, para llevar la Televisión a los pueblos, buscando la integración como modo de desarrollo comunitario. ¿Cómo sintetizarías el camino que fue realizando Colsecor hasta el día de hoy?

Esa reunión originaria de hace 25 años tenía objetivos concretos, pero lo que es importante remarcar son los principios que compartíamos esas trece entidades, nuestras cooperativas madres que conformaron COLSECOR. Somos comunidad. Lo somos en la obra cotidiana que, con compromiso y responsabilidad, cada asociada desarrolla en su pueblo. Esa fue, y seguirá siendo, la razón de ser de nuestra existencia. El desarrollo de los pueblos. Pueblos chicos, medianos, grandes. Pueblos cooperativos.
Defendemos una idea de soberanía comunitaria que reivindica para la Argentina de tierra adentro el pleno acceso a la comunicación de todos sus territorios locales.
En principio tuvimos que salir a negociar contenidos para nuestras asociadas que de otro modo no se lograban conseguir, luego fuimos el sostén de los canales locales que querían ser desguazados por el ingreso de los capitales trasnacionales en la comunicación en la Argentina. Luego fuimos consolidando la institucionalidad para poder brindar más y mejores servicios a los usuarios. La demanda de nuevas asociadas generó que la integración que inicialmente había comenzado en la provincia de Córdoba tuviera que ampliar su prestación a otras regiones de nuestro país. En la Argentina hasta el 2009, el sector cooperativo, comunitario y sin fines de lucro no tenía entidad para operar como operador de servicios de comunicación, ese fue otro obstáculo que tuvo que sortear la Colsecor. La necesidad de servicio de las poblaciones se fue resolviendo con desarrollo local y a medida desde la integración cooperativa y se ha logrado brindar servicios como provisión de señales de TV, TV Digital, IPTV, VOD, plataforma de contenidos Sensa, Colsecor Play, brindamos servicio de internet, telefonía en más de 250 localidades de nuestro país. Como dice nuestro presidente, José Nestor Lino, uno de los pioneros de la integración “En ese entonces no nos imaginábamos la envergadura del trabajo que lograríamos realizar y de los aportes que se han logrado para nuestras asociadas” en estos 25 años de camino recorrido.

 

José Néstor Lino, Presidente de Colsecor

 

 ¿Cuáles han sido los pilares de la integración de Colsecor que permitieron que perdure en el tiempo?

Colsecor es una integración de servicios y siempre tuvo el objetivo de gestionar las demandas de las asociadas en lo que respecta a la contratación de señales de televisión, telecomunicaciones y medios de comunicación. A medida que se avanzaba en el  desarrollo también fue brindando asesoramiento integral para la obtención de soluciones conjuntas de los temas que atañen a los servicios prestados. Luego se fue generando la ampliación de la integración de entidades cooperativas y pymes con espíritu asociativo que tuvieran necesidad de servicios de comunicación audiovisual y valor agregado. En estos 25 años recorridos, podemos afirmar que la confluencia nos ha permitido generar economías de escala para posicionar al sector, garantizando la sustentabilidad de los proyectos y la innovación tecnológica. De este modo logramos asegurar niveles de competitividad para nuestras asociadas, tanto en el diseño de grillas de programación como en la comercialización del servicio, asesoramiento y capacitación para la gestión de recursos técnicos y equipos humanos de trabajo. Ante escenarios de exclusión de servicios a poblaciones sin competitividad para las grandes multinacionales, hemos logrado fortalecer las operaciones del sector de la economía solidaria mediante la creación de una red independiente de los grandes prestadores de televisión. También generamos espacios de trabajo internos para profundizar los espacios de comunicación e intercambio con nuestras asociadas a través de redes que fortalezcan la integración. Este trabajo se basa en la búsqueda de potenciar los medios propios como vehículo de la información y comunicación del sector de la economía social.  Como dice José Néstor Lino en su carta por los 25 años; “Desde nuestros orígenes, hemos entendido que la economía social es mucho más que la oferta de buenos servicios al asociado, con precios razonables y adecuada atención. Somos agregadores de valor a la sociedad. Tenemos la demostrada capacidad de darle respuestas conjuntas, coordinadas y superadoras a problemas difíciles.
Creemos, en consecuencia, que el cooperativismo que hacemos cada día debe ser comunicado, sin falsa modestia, a partir del reporte de los beneficios que genera. Narrarse bien es parte del hacer bien.
No creemos exagerar si decimos que una cooperativa es, en sí misma, una escuela de democracia, una que nos enseña a crear y compartir valor social.”
 
¿Cómo ha sido el modo de trabajo entre instituciones que tienen lejanía territorial, cual ha sido su experiencia en el trabajo organizacional?

En principio, miles de kilómetros recorridos por las rutas de nuestro país. Nuestra organización trabaja con el liderazgo de un Consejo de Administración que está integrado por doce miembros de las asociadas de distintas zonas geográficas, que se reúnen periódicamente en un ámbito de reunión donde se consensuan y se plantean los objetivos que la organización debe llevar adelante. Los integrantes operativos de Colsecor realizamos la gestión en base a los lineamientos de ese órgano democrático, que define estrategias generales y escucha las propuestas de ejecución. Es una gestión que se en la confianza hacia quienes ejecutan la tarea. Luego internamente tenemos una Estructura horizontal con responsables de áreas y coordinación general. Donde propiciamos la participación democrática con amplio diálogo, capacitación continua, hemos buscado con el correr de los años conformar un equipo con sentido de pertenencia cooperativa. En este sentido muchos de los trabajadores de Colsecor tienen participación en otras entidades cooperativas en el rol de dirigentes. Siempre hemos buscado que el espejo donde nos miramos devuelva una imagen colectiva, con pertenencia y con la certeza del deber de la integración por encima de lo individual. El triunfo de esta integración es que podamos vivir con los mismos valores que pregonamos, conociendo profundamente aquello que somos, aportando lo mejor de cada uno. Que esta integración, Colsecor, no es de un ente individual sino que pertenece a todos.


¿Cómo se piensan en términos de permanencia en el tiempo? ¿Cómo plantean la sistematización de la experiencia y vinculación con el resto de la sociedad?
Es una pregunta que nosotros nos hacemos permanentemente, hemos ido encontrando modos de trabajo y vinculación con variados sectores de nuestra sociedad y eso ha ido generando un trabajo importante con el que contamos hoy en día para llevar adelante la tarea. Hemos ido trabajando en varios ejes con respecto a la divulgación del trabajo de Colsecor en nuestro país. Presencia en diversos ámbitos de incidencia en la agenda pública, por la ley de comunicación audiovisual, los proyectos de convergencia que se debaten en el congreso, entre otras participaciones públicas donde Colsecor asegura tener una postura específica desde el sector de la economía social. Siempre presentando al cooperativismo como opción de desarrollo profesional y como herramienta de transformación de la realidad a través de la practica. Hemos ido generando también un bagaje de información y conocimiento sobre temáticas del ámbito cooperativo. Hemos generado vínculos con universidades públicas de nuestro país para capacitar a nuestros trabajadores, hemos dejado plasmada nuestra historia en libros  que son de consulta gratuita para quienes estén interesados en esta experiencia cooperativa. A través de los años nos hemos ido convenciendo que el trabajo de las distintas localidades de nuestro país no se visibiliza si no nos comprometemos con un trabajo social y comunitario en nuestro país.
Hemos ido realizando también un trabajo hacia otras integraciones nacionales, regionales e Internacionales. En nuestro país, formamos participación activa en la Confederación de Cooperativas de la República Argentina (COOPERAR), Instituto para el Financiamiento de Cooperativas de Servicios Públicos Coop. Ltda. (IFICOCEP), Federación de Cooperativas del Servicio Telefónico de la Zona Sur (FECOSUR), Federación de Cooperativas Telefónicas de la República Argentina (FECOTEL), Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (CATEL), Cámara Argentina de Internet (CABASE).  
En el ámbito internacional, en el año 2010 por invitación de Nicolas Schonfeld y Malu Campos, fuimos a presentar nuestra experiencia a la reunión que organizaba TAL en Recife y ahí comenzamos el vínculo de participación en la red de televisoras latinoamericanas. Finalmente, formamos parte de la Alianza Cooperativa Internacional de mayor prestigio para el sector de la economía social.   

 

¿Forma parte de este planteo la conformación reciente de la Fundación Colsecor?

Justamente hemos considerado a lo largo del recorrido, que a través del trabajo de la Fundación podremos elaborar ejes para reafirmar este proyecto. Reafirmar y poner en valor la experiencia, y delinear los trazos para que el cooperativismo pueda transitar nuevos caminos. Como dice en la presentación del libro de la fundación: “La magnitud de este desafío nos exige a los hacedores del cooperativismo estar a la altura de las circunstancias. Sin ninguna duda, las prácticas representan una de las fuentes fundamentales de conocimiento. Las cooperativas de servicios públicos, puede lograr a partir de la gestión y de la gobernanza autónoma de nuestras entidades, e interactuando con sus asociados y las comunidades organizadas donde se desempeñan. Los veintitrés años de trayectoria de integración e intercooperación, y la maduración de esta construcción colectiva de COLSECOR nos han permitido la oportunidad de realizar una reflexión rigurosa y participativa, como paso previo a embarcarnos en este nuevo reto. Una deliberación a través de la cual pretendemos organizar el saber y las aspiraciones, con el fin de delinear entre los dirigentes, los trabajadores y los asociados, el proyecto institucional de la Fundación.”
En este sentido entendemos que la Fundación Colsecor no es solo un proyecto teórico ni tampoco es solo un proyecto práctico para replicar experiencias cooperativas o de la economía social. Es la conjunción inseparable de ambas cosas: es la aplicación práctica de una teoría que pone a las personas (no al capital) en el centro, y a la reproducción de la vida en el horizonte de la escena económica, social y cultural. Profundizando, entendemos a este proyecto institucional de la Fundación de la siguiente manera: Como una definición de la identidad, que se conforma de convicciones, perspectivas y aspiraciones. Como una clarificación de los sólidos acuerdos en los que convergemos los hacedores del cooperativismo. Como una herramienta de consulta y apropiación para todos los dirigentes, los trabajadores, las asociadas de la Fundación y las entidades de la Economía Social. Por ello, se trata de un proceso reflexivo y participativo que nos da la oportunidad de explicitar un conjunto de criterios, estrategias y formas de organización de la actividad. A su vez, este no es un proyecto propio de la Fundación, sino que es un proyecto cooperativista que implica necesariamente la integración de los esfuerzos del conjunto de las asociadas. Mientras que la Fundación ofrece lineamientos y procedimientos, será cada organización la responsable de propiciar el diálogo social en sus comunidades organizadas desde el cooperativismo. Estamos muy contentos con lo logrado desde hace dos años que iniciamos esta nueva etapa con la fundación y con nada menos que su presidente honorario el ex presidente del Uruguay;  José “Pepe” Mujica.

 

Hace una semana también redoblan la apuesta con otro proyecto, ¿Nos comentás en qué consiste el Proyecto Redacción Mayo de Colsecor?

Bueno, el proyecto Redacción Mayo es un dossier digital multilenguaje para proponer conversaciones en relación a noticias, temas y análisis de actualidad con mirada e impacto federal. Considerando que la agenda pública y la pluralidad de conversaciones digitales y analógicas sobre la realidad argentina incorporen las problemáticas federales, con el objetivo de construir una ciudadanía más democrática, cooperativa y participativa. Es un esfuerzo más de nuestra integración para construir audiencias en las comunidades de nuestro país. Si logramos crear una agenda propia de temas y noticias, generar nuevos tópicos de conversaciones digitales y analógicas con visibilización de problemáticas federales fomentando el trabajo de producción de contenidos desde el ámbito del trabajo cooperativo habremos logrado un gran objetivo. Este año Redacción Mayo desarrollará la cobertura federal de los siguientes temas: comercio electrónico, perspectivas de género, procesos migratorios, inseguridad ciudadana, narcotráfico, sociedad digital, economías regionales y finalmente un balance anual de este 2020 tan atípico.

 

¿Respecto al presente de incertidumbre social y crisis sanitaria y económica, cual es la mirada desde la economía social y desde Colsecor en particular?

La emergencia sanitaria, de magnitudes e impactos nunca vistos, se tramita con dificultades coyunturales, pero, también, expone a la luz pública un devenir histórico con problemas de raíz. Muchos, entre ellos, estructurales.
Nuestra intención era festejar, todos juntos, en el marco de la jornada que desde hace once años nos reúne periódicamente en Córdoba. Razones por todos conocidas vuelven ese encuentro imposible.
Nuestra legitimidad, por origen y hábito, se construye en la transparencia y en la honestidad. Pertenecemos a los principios y a los compromisos que declamamos. Creemos con convicción en ser plurales, sabemos que los intereses diversos pueden ser armonizados. Nos amenaza una nueva crisis y comprobamos que, una vez más, el valor de la solidaridad vuelve a ser refugio natural de los ideales humanitarios. No nos sorprende. Viene siendo nuestra práctica cotidiana entender a la comunidad como una cooperativa. Y viceversa.
Es en estos tiempos de inclemencia cuando cobra valor de novedad para otros lo que para nosotros es sentido común.  Sabemos de largo, como dicen las sabias palabras del querido Pepe Mujica, Presidente Honorario de la Fundación COLSECOR que: “La persona es comunidad.”
Somos cooperativa, somos comunidad.
Lo somos en la obra cotidiana que, con compromiso y responsabilidad, cada asociada desarrolla en su pueblo.
La emergencia será, muy pronto, social. Así como las personas estamos indefensas frente al temido virus, la sociedad también será acechada por miedos y padecimientos inéditos.
Democracia es hoy una forma de gobierno, pero, sobre todo, una elección de vida. La solidaridad no puede quedar encerrada en ninguna cuarentena, porque sólo con participación ciudadana será posible atravesar este drama colectivo.
Nuestras cooperativas no pueden imaginarse hoy sólo cumpliendo las misiones del pasado. La inteligencia dirigencial nos exige pensarnos como organizaciones capaces de crear las alternativas de solución a los innumerables inconvenientes del presente y del futuro.
Si queremos aspirar a comunidades de bienestar, con paz social y progreso distribuido, tenemos que entender los problemas con una mirada integral que nos sirva para apropiarnos de perspectivas superadoras y que nos posicione en tiempo y espacio para delinear con suficiente claridad, el mejor trazo del interés general.
No podemos darle lugar central al desánimo, legítimo por otra parte, que nos producen las actuales restricciones y sus consecuentes daños.
Podemos permitirnos ser optimistas por el oficio solidario que hemos adquirido durante todos estos años como un saber consolidado en el obrar diario.
Ese capital nos enorgullece y distingue. Es un acopio de destrezas humanas y comunitarias ganado a fuerza de convicción y método. Frente a la convulsión que el terremoto actual contagia a evidencias y certezas, el principio rector de nuestro accionar se vuelve tierra firme: Cooperación es, SIEMPRE, Inclusión.
Desde nuestros orígenes, hemos entendido que la economía social es mucho más que la oferta de buenos servicios al asociado, con precios razonables y adecuada atención. Somos agregadores de valor a la sociedad. Tenemos la demostrada capacidad de darle respuestas conjuntas, coordinadas y superadoras a problemas difíciles.
Creemos, en consecuencia, que el cooperativismo que hacemos cada día debe ser comunicado, sin falsa modestia, a partir del reporte de los beneficios que genera.
Como cada vez que el dilema se plantea entre dependencia y exclusión versus interdependencia e inclusión, ya sabemos de qué lado estamos.
Vaya, entonces, nuestro abrazo de agradecimiento y reconocimiento a cada una de las personas que aportan su compromiso y esfuerzo para que esta gesta colectiva sea posible.

http://www.redaccionmayo.com.ar/
http://fundacioncolsecor.org.ar/
http://colsecornoticias.com.ar/index.php/component/content/article?id=9216:colsecor-cumple-25-anos