"Antes del Golpe. Diálogos con Evo Morales", entrevista con su director.

19.07.2020

"Antes del Golpe. Diálogos con Evo Morales", está basado en las entrevistas que durante 48 horas realizó el periodista argentino Diego Gonzalez unos días antes de las elecciones presidenciales del 20 de Octubre en Bolivia. Con él conversamos sobre la dimensión que adquiere el documental al que define como "urgente y dinámico". Es un documental independiente producido por Cráneo Films, distribuido por el canal Construir TV que lo cede para su emisión a todos los miembros de la Red TAL.

 

 

¿Cómo surge la idea del documental, de acompañar a Evo Morales por varios departamentos de Bolivia?

Como colaborador de la Deutsche Welle alemana, les propuse realizar una cobertura del proceso electoral en Bolivia. Para eso realizo y escribo diferentes artículos, analizando el escenario, perspectivas, virtudes, defectos, características. Y en ese marco también intento conseguir a los principales candidatos. Para eso me entrevisto con Carlos Mesa en La Paz, y también intento buscar al por entonces presidente y candidato Evo Morales. Cuando entrevisto a Mesa, lo hago en un contexto clásico, en su oficina, en el sur del país. Y cuando empieza el diálogo para conseguir la entrevista con Evo Morales, el asesor me sugiere que no sea una entrevista clásica de 20 minutos en una oficina, sino acompañarlo en su cotidianeidad. Así, a las 4.50 de la mañana tenía que estar en la Casa Grande del Pueblo en el centro de La Paz, en la Plaza Murillo, y a partir de ese momento acompañarlo en la agenda que tuviera, y ésta consistía en recorrer varios de los departamentos del país. Así fue: lo acompañamos y rápidamente percibimos que la información que habíamos recolectado excedía el formato que requería el medio para el que yo estaba trabajando. Entonces ahí mismo nos dimos cuenta de que la entrevista formal que quería la Deutsche Welle no iba a alcanzar para dar cuenta de todo lo que uno podía recolectar en ese contexto.

La idea de hacer un documental surge a partir de la situación que vivió Bolivia inmediatamente después, todo lo filmado adquirió otra dimensión. Entonces lo que habíamos pensado como un documental sobre “cotidianeidad”, mutó y tuvimos que reorganizar todo el guion porque adquirió otra relevancia. Los mensajes y las entrevistas que no eran estrictamente sobre la coyuntura, escucharlas hoy en el actual contexto tienen otra fuerza y otra dimensión. Por eso le pusimos “Antes del Golpe”.

Diego González con Evo Morales

Teniendo en cuenta los acontecimientos que se desarrollaron en Bolivia, ¿Qué papel cumple el documental como registro histórico?

Me resulta difícil describir el trabajo que hicimos y que estamos haciendo porque es un documental urgente y que está hecho a contrarreloj, y que deliberadamente buscamos sacarlo en este contexto caliente. Y es también un documento que está en cambio y en movimiento. La coyuntura y las circunstancias pueden que lo actualice. Es como un nuevo formato en ese sentido: el documental urgente y dinámico. Todavía está abierta la sesión para agregar, modificar, quitar, reordenar, regrabar. Si la situación se modificara, habría que reacomodar algunos ejes del documental. Pero me parece interesante esta idea que nos planteamos sobre la marcha, no fue producto de ninguna teorización, sino la idea fue hacer un documental urgente y también dinámico. Un documental en movimiento.

¿Cuál cree que es la dimensión que adquiere el documental siendo el último testimonio político de Evo antes del golpe?

En rigor no es el último testimonio, pero yo creo que si bien Evo realizaba entrevistas en estos viajes que él tenía, lo que solía suceder es que los periodistas charlaban con él brevemente. En un momento determinado, promediando el segundo día nuestro de trabajo, llegó el equipo del Washington Post, y Evo Morales les dio 5 o 6 minutos de reloj. Y nosotros logramos otra textura de diálogo, otros rincones de empatía. Y también la agenda que dialogamos no tenía que ver con la estricta coyuntura; sí una parte, que es la que fue publicada en su momento en el medio para el que yo trabajaba. Pero lo que está en el documental es otra dimensión. Tiene más que ver con otros mensajes y otras ideas, como qué debería hacer el MAS (Movimiento Al Socialismo) si él no estuviera; un debate sobre la alternancia, cómo enfrentar a los que por entonces eran opositores políticos… Pero ahora esos empresarios y sectores de derecha adquieren otra dimensión y los mensajes de Evo Morales en ese sentido son interesantes para ser escuchados hoy en día. Todo está abierto, nada está cerrado, pero creo que en el documental hay algunas claves que pueden llegar a contribuir al debate sobre el futuro. Tanto del Movimiento Al Socialismo de Evo Morales como del proceso electoral en Bolivia.

 

Con Evo Morales en el exilio en México, ¿considera la posibilidad de filmar una segunda parte del documental allí?

Ciertamente, con Evo Morales en el exilio en México, consideramos la posibilidad de grabar “Después del Golpe” ¿no? Sería interesante ir a buscarlo allá y actualizar. Como te digo, la idea de este documental urgente es que sea dinámico. Entonces no queda claro si actualizarlo, o hacer otro… pero que haya un movimiento, que haya una continuidad, que haya una dinámica. Eso es lo que deliberadamente buscamos con este proyecto que, repito, no fue producto de ninguna teorización, sino que fue producto de la praxis. Cuando sucedió todo lo que sucedió nos miramos entre nosotros, que lo hicimos de un modo independiente y absolutamente a pulmón, si bien luego contó con el apoyo de la Universidad de Quilmes, pero fue realmente realizado por un grupo de profesionales  que, en este caso, no percibe ningún ingreso. Simplemente la vocación de producir un documental de un contenido periodístico que aporte al debate en un contexto muy delicado. Este es el móvil que tenemos. En este sentido, desde ya estamos metidos en esta historia y evaluamos y contemplamos la posibilidad de ir a México y seguir minuto a minuto y bien de cerca el desarrollo de esta historia y por qué no, la llegada de una segunda parte o de un agregado que sea “Después del Golpe”.

 

Trailer del documental