Ingresar a tu cuenta

La película argentina Barrefondo será emitida por los canales de América Latina, gracias a Construir TV

"Barrefondo", ficción con pinceladas de documental en el policial del trabajo precario.

 

La directora de Construir TV, Alejandra Marano, propone a América Latina “Barrefondo”, parte del ciclo #QuedateEnCasa de Construir TV.

 

“Acerco esta película a los canales de la Red porque estamos viviendo momentos extraordinarios. Nuestra intención es seguir promoviendo, ahora más que nunca, la solidaridad y la conciencia social. Barrefondo promueve esos valores sin dejar de ser una propuesta cinematográfica de excelente calidad".

 

Agradecemos a Salamanca Cine y Construir TV por ofrecer esta película a todo el continente.

 

 

 

Conversamos con Jorge Leandro Colás, director de la película argentina "Barrefondo" que se transmitirá por las pantallas de las televisoras públicas latinoamericanas por iniciativa de Construir TV.

 

 

Jorge Leandro Colás, director de Barrefondo

 


 

¿Cómo surgió la idea de hacer un film que aborda la problemática del trabajo precarizado? ¿Con qué apoyos contaron?

 

La idea surge a partir de la lectura de la novela “Barrefondo” del argentino Félix Bruzzone. En la novela, el autor, que es escritor y además trabaja diariamente de piletero, volcó algunas experiencias personales del mundo del trabajo a su relato. A través de una trama policial, muestra lo precario del trabajo informal, las tensiones con sus múltiples empleadores e incluso, las cuestiones de clase. Al momento de realizar la película, yo venía con una experiencia amplia en el cine documental y me parecía que el universo que proponía “Barrefondo” era ideal para mi primera ficción. Encontraba en la novela, en el mundo interior y exterior de Tavo, el piletero protagonista, algo muy real, vívido y potente para trasladar a la pantalla.

 

La película fue producida por nuestra compañía Salamanca Cine y contó con el apoyo del INCAA, Mecenazgo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires y del Fondo Nacional de las Artes. Durante el rodaje, la gente de la Municipalidad de Esteban Echeverría nos dio una invalorable e imprescindible ayuda logística: cortes de calle, patrulleros y el acceso a algunas locaciones.

 

 

 

 

“Barrefondo” se proyectará en las pantallas de las televisoras públicas latinoamericanas; ¿cómo cree que será la recepción de la problemática del mundo del trabajo precarizado?

 

Creo que la problemática del trabajo precarizado atraviesa a todas las realidades latinoamericanas. Antes de hacer la película hicimos un trabajo de investigación de campo bastante profundo, allí conocimos las experiencias de los pileteros y otros trabajadores de clubes, countries y barrios cerrados. El del piletero es un trabajo realmente muy duro: el calor agobiante que castiga el cuerpo, el reflejo del sol en las piletas que irrita los ojos, los productos químicos que lastiman la piel.

 

Creo que desde cada punto de la región entenderán y se sentirán identificados con el itinerario de Tavo, con sus esfuerzos por sobrevivir, con su obligada sumisión ante empleadores abusivos, con sus dudas, sus aciertos y sus errores.

 

 

 

¿Cómo fue dirigir una película donde se conjuga la ficción con el relato documental?

 

Si bien creo que la ficción y el documental comparten un mismo lenguaje -con sus valores de plano, su ritmo y su montaje-, principalmente los dispositivos de rodaje son muy distintos. Fue un desafío encarar la experiencia de trabajar con un equipo de treinta personas, hacer un rodaje de principio a fin durante cuatro semanas, entrar en contacto con la magia de los actores, todo representaba algo nuevo para alguien como yo, que proviene del documental.

 

En este sentido intentamos nutrir al relato de elementos y recursos más característicos de las películas documentales. Nos interesaba explorar cierta búsqueda de urgencia en los movimientos de cámara, siguiendo a los personajes de cerca, casi cuerpo a cuerpo; un sonido que no sea armónico y prolijo, sino más bien rústico como lo es en la realidad; algunos tiempos más largos de espera y observación. Creemos que todo eso fue dando a la película la atmósfera realista y el tono documental que buscábamos.

 

 

 

 

 

¿Que nos puede contar respecto de la experiencia de participar con Barrefondo de la Competencia Largometraje Nacional del Festival Construir Cine?

 

Fue una gran experiencia, la película está naturalmente muy ligada al mundo del trabajo e intenta reflexionar sobre él. Las proyecciones fueron muy buenas, mucha gente, muchas preguntas y comentarios del público. Y encima de todo esto, recibimos una mención especial de parte del jurado. Construir Cine es un espacio de difusión de obras que escapan del cine meramente industrial, que aportan nuevas miradas sobre qué pasa hoy en el mundo del trabajo, que generan y estimulan el debate y la reflexión. Es un festival que acompañamos incluso como simples espectadores.